Alimentos ricos en colágeno

alimentos-colageno

El colágeno es la molécula proteica encargada de producir las conocidas fibras colágenas que  confieren resistencia y flexibilidad a nuestra piel logrando que luzca lozana y en perfecto estado, además forman  una barrera frente sustancias tóxicas, patógenas, toxinas medioambientales, microorganismos y células cancerosas.

Se estima que la producción del colágeno comienza a reducirse progresivamente de los 20 a los 30 años, en aproximadamente un 1,5% por año de edad, reduciéndose considerablemente hacia los 45 años de edad. Al acercarse a los 60 años, la producción disminuye en más de un 35 %.

Al generarse menos  colágeno en el organismo  hace que nuestras células se envejezcan  prematuramente, perdiendo elasticidad y tersura en la piel, cabello y uñas; aumentan los dolores en articulaciones, ligamentos, tendones,  músculos y problemas oculares; deficiencias en el sistema cardiovascular y linfático; desarrollo de molestias en dientes y encías; enfermedades del tejido conjuntivo o colagenosis.

Pero no hay que preocuparse sino ocuparse pues existen muchos alimentos ricos en vitaminas K y C que pueden ayudarte a la producción de colágeno de manera natural o puedes auxiliarte de algún complejo vitamínico que las contengan.

alimentos-colageno

Alimentos que ayudan a la producción de colágeno

La cebolla, que pertenece al género allium de las hortalizas juntos con el el ajo, contribuyen a la formación de colágeno en el cuerpo debido a los altos niveles de azufre que poseen. El azufre es un mineral que contribuye a la formación de colágeno en lo cartílagos, ligamentos, huesos y tendones.

La col o repollo rico en vitamina K, son una buena fuente de fibra, vitamina B6, ácido fólico, manganeso. También proporciona hierro, fósforo, calcio para los huesos y potasio, que ayuda a reducir la presión arterial alta.

Las zanahorias ricas en vitamina A ayudan a la Producción de colágeno y disminuye la degradación del colágeno y elastina que causa el envejecimiento de la piel.

Frutas y verduras de color rojo: las manzanas, cerezas, fresas, pimientos rojos, la remolacha, la espinaca. Estos contienen licopeno, que además de ser un antioxidante, ayuda a la secreción de colágeno.

Los pescados azules, anchoas, emperador pero también frutos secos como las almendras. Los ácidos grasos Omega 3 que se encuentran en pescados como el salmón y el atún son excelentes, ya que crean el ambiente ideal para la producción de colágeno. El aceite de linaza contiene una gran proporción de ácidos grasos omega 3.

Zumo de naranja y mandarina tomarlo por la mañana, antes del café, o leche. Además de proporcionar una rica fuente de energía mejoran la producción de colágeno, son antioxidantes  e incluso pueden reemplazar al café.

Olivas negras o verdes son importantes en la dieta para promover el incremento de colágeno ya que son ricas en azufre, también ayudan a mantener la piel, evitan el acné y abren los poros.

Verduras verdes como las espinacas, acelgas, coles, brocoli rico en fibra y vitamina C. Las berenjenas,y no nos olvidemos del tomate; lo mejor de todo es que incorporan un antioxidante llamado luteína.

Los lácteos Algunos lácteos pueden tener mucha  grasa y por esta razón no hay que abuzar de ellos  pero tienen alto contenido de colágeno.

Las carnes también tienen importantes cantidades de proteínas, con lo cual se se generan aminoácidos suficientes para mantener la fortaleza del cartílago. Lo ideal es comer dos o tres porciones de carne durante la semana y combinar frutos secos, pescado y legumbres para reemplazar el efecto de la carne.

Gelatina animal es tal vez la mejor fuente  de colágeno de origen animal, además es baja en grasa y calorías, por lo que es muy beneficiosa ingerirla.

Peso ideal, sobrepeso y obesidad

El desequilibrio alimenticio es la prinicipal causa de sobrepeso y obesidad. La ingesta de los alimentos con más calorías y grasas saturadas se vuelven más común entre las mesas del mundo.

En Medicina, el concepto de peso ideal no tiene nada que ver con la estética ni con patrones culturales. Lo que llamamos de peso ideal es el peso corporal que no está asociado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades.

Existe una amplia literatura científica que demuestra que el exceso de peso aumenta el riesgo de enfermedades y reduce la esperanza de vida. Personas obesas o con sobrepeso, por ejemplo, tienen una mayor incidencia de problemas cardiovasculares, diabetes, hipertensión, apnea del sueño e inclusive algunos tipos de cáncer.

Pero no es sólo el exceso de peso que se considera perjudicial para la salud; las personas con peso corporal abajo del normal también tienen una mayor tasa de mortalidad. Además de eso, el bajo peso no sólo puede ser un signo de trastorno mental, como anorexia o bulimia, sino también puede ser un signo de una enfermedad grave, como cáncer o SIDA, por ejemplo.

De otra parte, está la falta de actividad física. En promedio, una persona debería practicar 30 minutos de actividad física a diario. Sin embargo, la vida frente al ordenador y las múltiples ocupaciones de la vida cotidiana impiden para muchas alcanzar esta meta.

Calcula tu peso ideal y el Índice de Masa Corporal. Este es el primer paso para que decidas qué acciones tomar en vista a mejorar tu calidad de vida en este sentido.

Quizás te puede interesar:

Dieta con frutas para mitigar la celulitis

Beneficios del agua para la piel

Calcula tu peso ideal e Indice de Masa Corporal

El concepto de peso ideal es obtenido calculándose el índice de masa corporal (IMC). Peso ideal e IMC ideal son conceptos similares que vamos a explicar.

 

Indice de Masa Corporal

El índice de masa corporal es un indicador adoptado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) que se utiliza para el diagnóstico de bajo peso, sobrepeso y obesidad. El IMC puede ser calculado fácilmente con dos simples datos: altura y peso. La fórmula es sencilla:

IMC = peso (en kilos) ÷ altura² (en metros)

Los resultados del IMC son interpretados de la siguiente forma:

  • Bajo peso = IMC inferior a 18,5 kg/m².
  • Peso normal = IMC entre 18,5 y 24,9 kg/m².
  • Sobrepeso = IMC entre 25 y 29,9 kg/m ².
  • Obesidad grado I = IMC entre 30 y 34,9 kg/m²
  • Obesidad grado II = IMC entre 35 y 39,9 kg/m².
  • Obesidad grado III (obesidad mórbida) = IMC superior a 40 kg/m ².

Como podrás apreciar para tener un Peso Normal tu IMC debe estar dentro del rango 18,5 y 24,9 kg/m ². Valores superiores o inferiores a este rango están asociados con un mayor riesgo de enfermedad y una reducción en la esperanza de vida; cuanto más lejos estés del rango de IMC ideal, mayor es el riesgo de que desarrolles problemas de salud.

Ejemplo práctico. Una persona que pesa 65 Kilogramos y mide 1.70 metros tiene un IMC de 22.49 que clasifica según la tabla anterior como Peso normal

65 ÷ ( 1.70 x 1.70) = 22.49

El índice de masa corporal es un indicador importante de salud cuya utilidad ha sido probada por numerosos estudios científicos.

Cálculo del peso ideal

Se ha debatido el concepto de peso ideal durante décadas sin llegar a un consenso. De hecho, el peso saludable debe ser individualizado para cada persona, según sexo, edad, altura, biotipo y existencia o no de enfermedades asociadas. Varias fórmulas fueron desarrolladas a lo largo de los años para intentar encontrar una manera de la gente saber cuál sería el peso ideal o peso saludable.  Ponemos a su disposición una de ellas :

  • Si es hombre

Peso Ideal = (Altura en centímetros – 100) x 0.90

  • Si es mujer
    Peso Ideal = (Altura en centímetros – 100) x 0.85

Ejemplo práctico. Para un hombre y una mujer que midan 170 cm, el peso ideal es 63Kg y 59.5 Kg respectivamente.

El actual concepto de peso ideal está estrechamente relacionado con el IMC. Lo ideal es intentar mantenerse dentro del rango del IMC normal, es decir, entre 18,5 y 24,9 kg/m ². Lo que gran parte de las fórmulas de peso ideal intenta hacer es encontrar un peso con que el paciente quede, aproximadamente, alrededor de 22 o 23 kg/m².

 

fuente: md.saude

Dieta con frutas para mitigar la celulitis

frutas-anticelulitis
La celulitis es un problema estético que preocupa a toda mujer que valora su presencia y salud física, máxime cuando arriba a la madurez donde los procesos biológicos se tornan más lentos y sufren con mayor facilidad de este tipo de situación.
La celulitis, también llamada “piel de naranja”, se produce por la acumulación de tejido graso subcutáneo que, a su vez, forma una red de pequeños nódulos con aspecto ahuecado.

Las zonas más vulnerables son los glúteos y piernas, aunque también puede aparecer en la zona abdominal y brazos.

Su causa principal es el exceso de grasa corporal por lo que se recomienda siempre mantener una dieta saludable y equilibrada, rica en frutas, verduras y alimentos con bajo contenido de grasa y azúcares. Le recomendamos algunas muy comunes y accequibles que por sus propiedades son mucho más efectivas para contrarrestar el fenómeno de la celulitis.

Melón

Aporta vitamina A, lo que nos ayuda a evitar la sequedad en las mucosas y en la piel. Aporta vitamina E, un poderoso antioxidante que previene el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Es muy diurético y actúa como un laxante suave, por lo que elimina toxinas y ayuda a neutralizar la acidez.

De paso, su consumo disminuye la absorción de grasa en el intestino y mejora la capacidad del cuerpo para transformarlo en fuentes de energía.

Plátano

El plátano contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono,  3 gramos de fibra y menos de un gramo de grasa. Es rico en vitaminas B6 y C, ácido fólico y minerales como el magnesio y el potasio, mineral esencial que reduce la retención de líquidos en los tejidos.

 

Piña

Conocida por ser una excelente aliada de las personas con sobrepeso que quieren adelgazar  porque ayuda a depurar el organismo y a quemar grasas. Es rica en hidratos de carbono, como éstos son de absorción lenta nos da energía durante más tiempo.

  • La piña contiene minerales como el hierro, el magnesio, el yodo, el zinc o el manganeso.
  • Posee vitaminas A, del grupo B y C, haciendo de la piña una excelente fuente de antioxidantes que combaten a los radicales libres y retrasan el envejecimiento.
  • Hasta un 85% de la piña es agua, esto quiere decir que te saciará, te mantendrá bien hidratada y que aporta muy pocas calorías (unas 55 por cada 100 gr).

OTROS BENEFICIOS

  • La piña tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que resulta muy beneficiosa en casos de artritis o gota.
  • Su fibra nos ayuda a depurar el organismo  y a ir regularmente al baño, por lo que nos ayudará a prevenir el estreñimiento.
  • Uno de los minerales que tiene la piña, el potasio,  facilita la eliminación de líquidos por su efecto diurético y evita los edemas. Además así se purifica y desintoxica el organismo.

Toronja

 La toronja es uno de los cítricos más conocidos y populares que existen. Entre las frutas que recomendamos aquí quizás sea la menos preferida por su sabor, sin embargo se destaca por su altísimo contenido en vitamina C, un nutriente esencial que reduce los procesos inflamatorios y previene enfermedades del corazón y el cáncer.

Tiene además grandes cantidades de potasio y determinadas enzimas que ayudan a quemar las grasas de forma totalmente natural. Por otro lado, es muy rica en agua, de manera que ayuda a mejorar el metabolismo y contribuye en la reducción del peso corporal. Además, es una fruta baja en calorías, de manera que 100 gramos de toronja aportan solo 42 calorías.

OTROS BENEFICIOS

  • Ayuda a prevenir el cáncer pues aporta naringenina; agente natural que ayuda a reparar la estructura del ADN, lo que ayudaría a reducir la mutación en las células.
  • Ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos en la sangre. Por ello es un alimento ideal para proteger y cuidar el corazón.

Como puede apreciar son múltiples los beneficios para nuestra salud los que  aporta el consumo de estas frutas que les aconsejamos pero vale destacar que, si acompaña la dieta con alguna rutina de ejercicios físicos (tan sencillo como una caminata) los resultados serán mucho mayores.

ecoagricultor, natursan, mejorconsalud