Microdermoabrasión con punta de diamante

La Microdermoabrasión es un procedimiento estético no invasivo que elimina las capas màs superficiales de la piel. Se obtienen resultados similares a los de los peelings más suaves, permitiendo retornar a las actividades habituales de manera inmediata.

Esta técnia es ideal para mantener la piel joven, suave y limpia.

Microderoabrasión

Cómo funciona:

El procedimiento realiza un barrido sobre la capa externa de la piel puliéndola con sus minúsculas puntas de diamante para eliminar las imperfecciones, las pequeñas arrugas y las manchas presentes. De esa manera se logra que la piel se renueve naturalmente ayudando a eliminar cicatrices y disminuir las arrugas.

Una de las diferencias entre los distintos métodos de exfoliación, es el grado de profundidad al que pueden llegar: algunos lo hacen sólo a nivel de la epidermis y otros llegan hasta la capa media, la dermis. La microdermoabrasión consigue cambios similares a los peelings superficiales pero de una manera menos agresiva permitiendo retornar a las tareas habituales inmediatamente.

Después del tratamiento la piel se siente y se ve más suave y uniforme. Los resultados son inmediatos: los puntos negros y blancos son ablandados para que su extracción sea más sencilla. Las cicatrices de acné y las estrías son menos visibles, los poros dilatados y líneas de expresión son menos notorios.

Beneficios:

  • Ayuda a disminuir las líneas de expresión y arrugas finas.
  • Reduce la hiperpigmentación y la ampliación de poros.
  • Mejora las estrías cuando es combinado con cremas retinoides y/o peelings químicos.
  • Reduce los rastros de los daños superficiales en la piel producidos por el envejecimiento y el sol.
  • Aumenta la circulación para lograr una piel más sana.
  • No requiere de tiempo de recuperación.

En general puedes considerarlo como un procedimiento no invasivo que renovará tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

34 − = 29