Cómo tratar el eritema o quemadura solar

El eritema solar es comúnmente llamado quemadura solar. Cuando nos exponemos demasiado tiempo al sol o a las horas de más calor nuestra piel sufre lo que se denomina una quemadura térmica, que se caracteriza por el enrojecimiento y dolor de la zona afectada, así como por no dejar cicatrices. En este artículo veremos cómo tratar el eritema solar.

foto: eritema.org

Tratamiento del eritema solar

El eritema solar afecta solo a la capa más superficial de la piel, la epidermis, si afecta a otras capas como la dermis, entonces ya no es eritema, sino quemadura de segundo grado.

El tratamiento del eritema solar debe basarse en la aplicación de sustancias hidratantes y se debe dejar al aire, no requiere ser tapado. Eso sí, hay que mantenerlo fuera del alcance del sol, tapando bien la zona cuando se salga a la calle. Si es en la cara, se deberá aplicar una generosa capa de crema protectora solar, con factor siempre mayor de 30 y que no esté caducada.

Es importante mantener la zona del eritema solar lo más limpia y aséptica posible, evitando todo tipo de remedios caseros del tipo pasta de dientes, frutas, plantas supuestamente curativas o cualquier otra sustancia que no sea una crema hidratante pues ninguno de estos ungüentos tiene una eficacia demostrada y lo que producen es un aumento de las posibilidades de infección del eritema.

El eritema solar cura por sí solo en un período de 4 a 10 días.